jueves, septiembre 29, 2005


Patricia Posted by Picasa

12 comentarios:

Lety dijo...

Pasé para encontrarme con la feliz sorpresa de esta pintura. Ahora me he vuelto un poco ambiciosa, siempre espero la historia tras el cuadro.

Bardamu dijo...

Muy buen regreso...
Saludos

Loriana dijo...

Otro precioso cuadro tuyo, Gabriela. Una mujer de razgos angulosos, perfil importante. Las nochebuenas me recuerdan cuán poco falta para que sea época de ponche y fruta seca (al menos allá en la tierra).
Un beso enorme, Gabriela. Gracias por compartirnos tus trazos.

fgiucich dijo...

Amiga pintora: miré ese rostro hoy, a la tarde y tenía una luz diferente, a la que tiene ahora, medianoche de Buenos Aires. Me imagino una dama de alcurnia, buscando algo en ese horizonte difuso de una canción. Abrazos y siga pintando (no me atrevo a decir quien es mejor: si la escritora o la pintora).

Gabriela dijo...

Lety, pues ésta no tiene historia todavía, me gustaron sus pómulos, nada más. Pero claro que debe tener una historia. Un beso.
Loriana ¿cómo vamos? ¿adelantando el artículo? Muchos besos para Berlín.
Bardamu, gracias y un saludo. fgiucich, eres muy amable. A mí no me acaba de convencer, pero como por fin la acabé pues dije: ahí va. Tengo ganas de bosque.
Gracias a todos.

desbordada dijo...

Hola, pasé por acá y me encontré con tus bellas pinturas. Son muy femeninas y auténticas. Me gustaron mucho. Gracias.

Gabriela dijo...

Pues muchas gracias, desbordada, a ver si nos seguimos viendo. Un saludo.

desbordada dijo...

Sí, nos vamos a seguir viendo.
Estoy enamorada de tus acuarelas. Sabes, estuve averiguando por ahí por la web, si es que las vendías, porque no me atrevía a preguntarte. Y justo encontré un post tuyo en una página solicitando ayuda para vender tus acuarelas.
Yo estoy iniciando una vida nueva en mi casa nueva. Y me gustaría mucho tener una de tus pinturas. En mi living, -¡imagínate!- para recibir a mi gente con todo ese color y vida que tus pinturas me irradian. Mucho, mucho, mucho. Estoy contenta. Qué loco esto.
No sé si las que tienes en tu blog son todas las que has hecho, ni el tamaño que tienen, ni cómo haríamos la odisea para que llegara intacta de España a Chile.
Puedes contactarme por mail a mariamandarina@gmail.com o en mi blog, o en tu blog. De todas formas, seguiré dando vueltas por acá.
Gracias de nuevo.

María

Laura dijo...

Gabriela:
me pregunto que historia encierra este cuadro. Nos compartirás algo de eso?
De todos modos, no dejo de contemplarlo admirada.
Cariños

Gabriela dijo...

Hola, Laura, te prometo que este fin de semana la escribo y la cuelgo en arteylite. Muchas gracias.

Lety dijo...

Vine también a decirle a Patricia que su historia ha quedado develada, ella la escribió y tu fuiste su cómplice. Dejo también mi gratitud para tí en tus dos casas mi Gaby querida, ya quisiera yo tener tu imaginación, soy escritora de realidades, no he ejercido demasiado la imaginación, y aún siendo escritora de realidades, te estoy debiendo una, el cómo y cuando nació para mí el amor. No se me olvida. Besos por ahora, la historia ya vendrá ¿me esperas?

Gabriela dijo...

Claro que sí, querida Lety. Esa historia saldrá, y saldrá con mucha dulzura, como tú eres. No creas que todo me lo invento. Cojo cosas de aquí y de allá, las mezclo. No sabía bien a bien cómo terminaría la historia de Patricia. Al final parecía que no iba a terminar bien, por lo que el giro fantasioso salió solo. A lo mejor es que no me gustan los finales tristes, tristes. Iba a poner un enlace a un aria de la ópera que cantaba Arturo, pero sólo había de las de la soprano y ninguna cantada por el barítono. Una pena. Un beso, Lety. Yo aguardo pacientemente a que esa historia de amor salga y nos dé el placer que sentimos al leer las de Graciela o de Consuelo.